Loading

Por Sergio Rodríguez Gelfenstein

La decisión de Benjamín Netanyahu de aplazar su propuesta de reforma judicial parece cerrar una etapa de grandes convulsiones en el Estado sionista, sin embargo, los eventos acaecidos en semanas recientes parecieran sugerir lo contrario.

Vale aclarar sin embargo, que no se trata de “echar las velas a volar” por el fin del sionismo en el corto plazo, pero sí mostrar toda la podredumbre política, moral y ética del régimen y el fin del mito de la homogeneidad y solidez del sistema sionista de dominación.

En esta ocasión, no haremos juicios de valor, solamente nos atendremos a señalar los hechos ocurridos en los últimos seis meses. Que sean ellos los que hablen por sí mismo, para que cada quien saque sus propias conclusiones. Comenzaremos en septiembre del año pasado, cuando desde mi punto de vista comenzó la escalada de conflictos internos que -por ahora- culminaron en una situación que a todas luces expone la fragilidad del Estado sionista:

9 de septiembre. El mayor general Uri Gordin, nuevo comandante del comando norte del ejército israelí advirtió que Hezbolá dispararía unos 4.000 misiles contra los territorios ocupados en los primeros días de una posible guerra próxima y que los líderes israelíes serían los primeros en ser atacados.

4 de octubre. En una entrevista con los medios, el ex jefe de la División de Inteligencia Militar del ejército israelí, Amos Yadlin, emitió su opinión sobre el acuerdo marítimo con el Líbano que se discutía por esos días. Yadlin dijo que: “Los criterios para el acuerdo no se han publicado, ni en Israel ni en el Líbano, y la suposición de que podría estar cerca del fin es que el secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasrallah obtuvo todo lo que quería, por lo que se siente satisfecho…”,

4 de octubre. Por su parte, los medios de comunicación israelíes dijeron que Hassan Nasrallah, “tuvo éxito en la batalla de la conciencia en las negociaciones para demarcar las fronteras marítimas”. Agregaron que el Líbano está unido respecto al acuerdo marítimo mientras que “Tel Aviv está dividido”.

8 de octubre. El canal israelí Kan consideró que “ni el comandante, ni el hombre de inteligencia israelí u occidental pueden entrar en la cabeza de Nasrallah y lograr analizar lo que planea”.

11 de octubre. Dando seguimiento al tema, los medios israelíes afirman que Tel Aviv ha estado obsesionado con Nasrallah, y solo toma en consideración sus amenazas. Según ellos, Nasrallah impuso a Israel que retroceda en la extracción de gas en el campo de Karish y haga importantes concesiones en el conflicto marítimo con el Líbano, señalando que el ejército sionista se han puesto en alerta en previsión del próximo discurso del líder de Hezbolá por temor a cualquier ataque a la plataforma de gas de Karish antes o durante el discurso.

13 de octubre. Las facciones palestinas se comprometieron hoy en Argel con una declaración de nueve puntos para avanzar hacia la unidad nacional y poner fin a la división que desde hace quince años mantiene enfrentados al movimiento nacionalista Fatah y al islamista Hamás.

14 de octubre. Los círculos y medios de comunicación israelíes continuaron dando seguimiento a las repercusiones del acuerdo de demarcación de la frontera marítima con el Líbano, concentrándose en el conflicto con Hezbolá. Consideraron que la disuasión militar israelí está siendo aplastada por Hezbolá y agregaron que la satisfacción de Nasrallah con el acuerdo es un “indicador peligroso” en este sentido.

18 de octubre. Israel convocará al embajador australiano, tras su enojo por la decisión de Canberra de revocar el reconocimiento de Jerusalén como capital del régimen israelí.

25 de octubre. Dos hechos marcan derrotas políticas sucesivas del régimen sionista en el ámbito internacional. Primero, el aviso fuerte y claro de Rusia de romper todo tipo de relación con el gobierno israelí si llegaba a concretar la venta de armas a Ucrania y en segundo lugar la decisión del gobierno australiano de no reconocer a Jerusalén como capital del Estado sionista. 

14 de diciembre. La ocupación israelí reconoció el martes que no logró capturar a dos combatientes del grupo de resistencia “Guarida de los Leones” durante un asalto en Nablus la semana pasada.

14 de diciembre. El ministro de Asuntos Militares de Israel, Benny Gantz, reconoció explícitamente los crecientes desafíos del régimen de Tel Aviv en varias áreas, incluida la seguridad, justo cuando una ONG israelí reveló la caótica situación económica de más de una cuarta parte de los hogares del país. Por todo esto, algunos analistas concluyeron que Israel está al borde de la explosión.

22 de diciembre. El periódico israelí Jerusalem Post dijo que una delegación del regimiento nazi Azov de Ucrania visitó recientemente Israel. Nazis y sionistas reunidos,  configurando una alianza explosiva que muestra que los sionistas se olvidaron del holocausto.

27 de diciembre. El jefe de Estado Mayor del ejército israelí, Aviv Kochavi instó a Netanyahu a “escuchar la posición de los funcionarios de seguridad y del ejército antes de tomar cualquier decisión con respecto al establecimiento militar”. En una rara llamada telefónica entre ellos, estallaron las diferencias. Kochavi reprendió a Netanyahu por transferir poderes del Ministerio de Seguridad y el ejército al movimiento religioso extremista representado por los líderes del Partido Sionista Religioso, Bezalel Smotrich, y el Poder Judío, Itamar Ben Gvir.

29 de diciembre. El diario israelí The Jerusalem Post consideró que “el desarrollo militar de Hezbolá es una gran amenaza estratégica para Israel, al igual que el programa nuclear de Irán”.

4 de enero de 2023.  Un sondeo del Instituto de la Democracia de Israel (IDI) reveló que una gran mayoría de israelíes laicos siente que su estilo de vida peligra por el nuevo gobierno de extrema derecha y también predice un incremento en la emigración del país.

9 de enero. La cúpula militar de Israel está preocupada por el poderío de Hezbolá del Líbano en momentos en que el ejército israelí atraviesa una “trágica situación”. Un artículo del periódico israelí The Jerusalem Post destacó que la mayoría de los funcionarios de seguridad israelíes “enfatizan a puerta cerrada y a veces públicamente”, que Hezbolá, con sus aproximadamente 150 000 cohetes y sus fuerzas élites, conocidas como Radwan, son la mayor amenaza el régimen sionista.

15 de enero. Decenas de miles de personas protestaron ayer en Israel contra la pretensión del primer ministro Benjamin Netanyahu de reformar el sistema jurídico para debilitar al Poder Judicial con medidas como permitir que el Parlamento anule sentencias de la Corte Suprema y controle el nombramiento de los jueces.

18 de enero. Bezalel Smotrich, líder del partido sionista religioso propuso un impulso concertado para acelerar la anexión de Cisjordania. Así mismo, planteó más inmunidad para los soldados israelíes que atacan o matan palestinos, así como denegación de servicios médicos a las personas LGBTQ y un Tribunal Supremo disminuido. Todo esto como parte de las negociaciones para apoyar a Benjamín Netanyahu, que prestó juramento como primer ministro el 29 de diciembre

23 de enero. Tras la dimisión de la embajadora de Israel en Francia, ahora lo hizo el embajador en Canadá en protesta por el gabinete extremista elegido por Netanyahu.

23 de enero. Al menos 130 empresas israelíes han anunciado en un comunicado que paralizarán sus funciones “como advertencia al gabinete israelí”, en particular, en rechazo al plan para revisar el sistema judicial.

21 de febrero Ronen Bar, jefe de Shin Bet, servicio de inteligencia y seguridad general interior de Israel avisó que la tensión en los territorios ocupados por Israel podría comprometer la estabilidad de la entidad sionista. Bar alertó sobre el aumento de la división interna, los rechazos a la política gubernamental y las crecientes protestas.

1° de marzo. Cientos de oficiales de reserva de la Unidad de Inteligencia Militar 8200 del ejército israelí, advirtieron que dejarían de ser voluntarios de aprobarse el plan de enmienda judicial propuesto por Netanyahu. En una carta dirigida al ministro de Defensa Yoav Gallant, al jefe de Estado Mayor Harzi Halevy, y al titular de Inteligencia Militar (Aman), Aron Halifa, los oficiales manifestaron observar “una acumulación inquietante de señales de temores reales sobre la seguridad de Israel”.

3 de marzo. El círculo de protestas se ha ampliado en Israel. Actualmente, está desbordando su marco político para afectar al ejército considerado el cimiento de la sociedad israelí así como a los servicios de inteligencia. La crisis también parece profundizar la división entre askenazis y sefardíes.

5 de marzo. Los reservistas del 69º escuadrón de la fuerza aérea del ejército israelí han adelantado que no se presentarán a unas maniobras previstas para la semana en protesta por la reforma judicial que consideran un “golpe”. De los 40 pilotos reservistas de este escuadrón, conocido como los Hammers, 37 hanfirmado una carta dirigida al jefe de la fuerza aérea, Tomer Bar, en la que anuncian que se sumarán al boicot contra Netanyahu y no asistirán a sus entrenamientos.

8 de marzo. A solicitud del gobierno israelí, las reuniones del jefe del Pentágono, general Lloyd Austin con líderes israelíes cambiaron de lugar y su llegada a Tel Aviv se retrasó por las protestas.

11 de marzo. Cientos de miles de israelíes salieron a las calles en todo el país el fin de semana en lo que ha sido calificado como las protestas más grandes en la historia de Israel.

12 de marzo. Expertos señalan que el acuerdo entre Arabia Saudí e Irán ha preocupado a Israel, toda vez que el pacto “arrojó agua fría” sobre las ambiciones de Netanyahu, al mismo tiempo que han dejado solo a Israel en la región y han hecho fracasar la intención de Tel Aviv de aislar a Irán.

13 de marzo. El exjefe del servicio de inteligencia israelí (Mossad), Tamir Pardo, advirtió que “Israel llegó a una situación muy peligrosa” y “sin precedentes”. Dijo que: “Tengo 70 años y nunca me había imaginado que llegaríamos a este punto. Aquí estamos ante el mayor peligro existencial desde 1948”. 

16 de marzo. El presidente de la entidad sionista, Israel Herzog afirmó que: “Quien piense que una guerra civil es algo a lo que no llegaremos, no sabe de lo que está hablando. Ahora que estamos llegando al 75 aniversario de Israel, el país está al borde del abismo. Una guerra civil es una línea roja y no permitiré que eso ocurra”.

15 de marzo. El periodista y escritor español Eugenio García Garzón, afirmó en un artículo publicado en el portal Globalter que: ”Los resultados de las elecciones celebradas el 1° de noviembre [colocaron] a Benjamín Netanyahu al frente del […] gobierno con un programa que [prometía] cambios radicales en el sistema judicial y en otras áreas. Sus aliados principales son extremadamente nacionalistas y religionistas, [sic] más incluso que el Likud, de modo que las políticas que Netanyahu aplicará suscitarán una polarización mayor. En realidad, la polarización ha ido creciendo en los últimos lustros, que mayoritariamente han contado con Netanyahu como primer ministro. La oposición teme que la legislatura que va a iniciarse traerá una erosión adicional de la democracia, más incluso de lo que se ha visto en la última década, y tiene buenos motivos para temerlo”.

16 de marzo. Israel está alarmado por un “incidente inusual” en el que se detonó una carga explosiva junto al cruce de Megiddo, en una carretera cerca de la línea de separación de Cisjordania, cerca de Yenín. El periodista Amos Harel informó que: “El Shin Bet y el ejército han estado preocupados durante varios meses por los crecientes intentos de los `terroristas´ en Cisjordania de preparar artefactos explosivos”.

18 de marzo. El ejército está en elojo de la tormenta interna. Oficiales en servicio permanente tienen la intención de rescindir sus contratos con el ejército si el parlamento aprueba las leyes de enmienda judicial. El diario Israel Hayom informó que unos 450 reservistas del aparato de operaciones especiales y 200 del servicio cibernético ofensivo, ubicados en puestos sensibles en AMAN, el Shin Bet y el Mossad, dijeron no [querer] tener contratos “con un dictador”. El Canal 12 por su parte afirmó que: “…el panorama pinta sombrío y cada vez hay menos indicios de solución negociada”.

19 de marzo. Yair Netanyahu, hijo del primer ministrocomparó a los manifestantes contra la reforma judicial con los “camisas pardas” nazis, agregando que lo que estaba pasando en Israel era“igual a lo sucedido en la Alemania de los años 1930”.

19 de marzo. El líder del partido Israel Beitenu, Avigdor Lieberman llamó al primer ministro la mayor amenaza para el país, más que Irán e Hezbolá. A su vez, el líder de la oposición, Yair Lapid dijo que Netanyahu era responsable de la crisis “nacional” más grave que ha atravesado el país porquepoco a poco está desmantelando la economía y la seguridad”.

19 de marzo. El exministro israelí de asuntos militares y actual parlamentario, Benny Gantz dijo que la guerra civil en Israel parece ser algo real por los reportes de enfrentamientos violentos entre simpatizantes y oponentes de Netanyahu. En el undécimo fin de semana consecutivo de protestas contra Netanyahu se reportó una notable escalada en la violencia y el abuso verbal contra los manifestantes por parte de los simpatizantes del gabinete, quienes golpearon, maldijeron, acosaron y agredieron a los críticos del plan de reforma judicial. Gantz advirtió que la violencia contra los manifestantes “comienza a estallar y una guerra fratricida está a las puertas”.

22 de marzo. El Parlamento jordano votó a favor de una petición de expulsar el embajador israelí, Eitan Surkis, tras las declaraciones “racistas” de un ministro de ese régimen contra Palestina y Jordania.

22 de marzo. El grupo de resistencia palestino “Guarida de los Leones”  prometió ampliar sus operaciones contra el régimen israelí en apoyo a los presos, advirtiendo que Israel no gozará de seguridad. En un comunicado, afirmaron que: La hora de la confrontación se ha acercado y los tambores de guerra han comenzado a sonar en cada centímetro de nuestra bendita tierra. Estamos totalmente preparados para participar en batallas más grandes con este brutal enemigo”.

23 de marzo. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) realizaron una campaña psicológica ilegal contra ciudadanos israelíes durante un operativo militar en la Franja de Gaza en mayo de 2021, reportó el diario Haaretz.

26 de marzo El primer ministro Netanyahu destituye de su cargo al ministro de Defensa Yoav Gallant por su objeción a las enmiendas judiciales y su llamado a suspenderlas

26 de marzo. Miles de manifestantes se reunieron frente a la casa de Netanyahu luego de la destitución del ministro de Defensa y piden que él abandone el gobierno, algo sin precedentes durante las protestas. Al mismo tiempo, el ejército levantó el estado de alerta ante la pérdida de control por la división interna dentro de sus fuerzas.

26 de marzo. El cónsul general de Israel en Nueva York, Asaf Zamir, anunció su dimisión este domingo, poco después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, destituyera al ministro de Defensa, Yoav Gallant

27 de marzo. Las embajadas israelíes se sumaron a la huelga general, de modo que las protestas masivas se han “globalizado” contra las medidas del primer ministro Benjamín Netanyahu.

27 de marzo. El presidente israelí, Isaac Herzog, pidió este lunes al gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu detener de inmediato los procedimientos relacionados con las enmiendas judiciales. Según Herzog,las escenas en la noche del domingo reflejaron sentimientos dolorosos y la preocupación de la gente. Señaló que la economía, la sociedad y la seguridad en Israel están amenazadas.

27 de marzo.  El ex primer ministro Naftali Bennett informó al periódico Yedioth Ahronoth sobre un acuerdo entre Irán, Hezbolá, Siria, y las facciones palestinas para realizar un ataque simultáneo contra Israel.

27 de marzo En medio de las incesantes protestas en todo Israel y de los llamamientos continuos de la oposición, el gobierno ha decidido aplazar la aprobación de la reforma al sistema judicial hasta finales de julio. Sin embargo, el partido político Otzma Yehudit publicó un comunicado, según el cual su líder y ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, acordó con el primer ministro, postergar la aprobación de la reformahasta la próxima sesión de verano del parlamento. Ben Gvir informó que había aceptado levantar el veto para el aplazamiento de la aprobación de la ley a cambio del compromiso del primer ministro Benjamín Netanyahu de que la legislación se lleve a la Knéset (parlamento) para su aprobación en la próxima sesión, en caso de que durante el receso no se alcancen los respectivos acuerdos».

Saque Usted sus propias conclusiones. Para mí, es el principio del fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *